Home / Educación / Humanidades juegan papel importante en la sanación de la salud física, psicológica, medioambiental y social

Humanidades juegan papel importante en la sanación de la salud física, psicológica, medioambiental y social

¿De qué manera las humanidades ofrecen perspectivas y herramientas que ayudan a enfrentar sanamente esta nueva década como país, mundo y ser humano?, fue la pregunta que académicos e investigadores del Departamento de Letras, Humanidades e Historia del Arte de la Universidad de las Américas Puebla respondieron en el webinar titulado “Las humanidades y la sanación: visiones para una nueva década”.

“Este webinar surge por la reflexión de que hoy al inicio de una nueva década del tercer milenio, la humanidad no es la misma. Los desafíos que enfrentamos han adquirido dimensiones mayores, pero a la vez la capacidad de innovación del ser humano ha crecido a un paso acelerado. En este contexto sin precedente para el ser humano, las humanidades juegan un papel fundamental sobre todo en cuanto a la sanación en términos de salud física, psicológica, medioambiental y social”, expresó el Dr. Charles Maurice Pigott, al inicio del webinar organizado por la UDLAP.

En su turno, la Dra. Nayeli Josela Romero López presentó su ponencia titulada “La racionalidad práctica: un aporte de las humanidades a la época actual”, en la cual habló sobre cómo algunos pensamientos de Aristóteles dan ciertos elementos para analizar comportamientos o conductas humanas que han estado aconteciendo en la época actual de pandemia que se está viviendo. “Por ejemplo, para Aristóteles el vicio es una acción que genera placer al individuo que la lleva acabo, pero que corresponde a una conducta moralmente reprochada; es decir una persona viciosa es aquella que actúa ignorando lo moralmente bueno en lo social por que obtiene cierto placer. Hoy en día, dentro de la pandemia que transformó la forma en la que el ser humano estaba habituado, sabemos que lo moralmente bueno es el seguimiento de los protocolos para evitar la propagación del virus y el que no use esos protocolos lo lleva a ser una persona viciosa”, manifestó la Dra. Nayeli Josela.

El Dr. Francisco Iracheta Fernández habló sobre la filosofía y salud del alma como condición terapéutica, en la cual explicó que la salud del alma se refiere fundamentalmente a dos cosas: el equilibrio de los estados mentales intencionales y el autodominio desde la propia voluntad crítica: “Estar en armonía y ser autosuficiente en el sentido en que basta tu mente y voluntad, junto con algunos pocos bienes, son necesarios para vivir feliz y alcanzar la paz interior”, mencionó el académico de Humanidades de la UDLAP, quien además afirmó que el desequilibrio de estados mentales y la falta de autosuficiencia, aunado a la falta de ciertos bienes básicos, fáciles de lograr, hace a un alma enferma e infeliz.

Por su parte, el Mtro. Héctor Manuel Ramírez Ríos habló sobre la des-medicalización de la vida cotidiana como condición terapéutica, de la cual indicó que el término medicalización hace referencia a un proceso caracterizado por la función política de la medicina y por la extensión indefinida y sin límites de la intervención del saber médico. “La medicalización tiende a clasificar como enfermedades los problemas cotidianos de las personas, tomando así relevancia, por ejemplo, la visión anti psiquiátrica la cual trata problemas cotidianos que no deben ser tratados desde la codificación médica”.

Finalmente, en su participación, el Dr. Sergio Reyes Angona hizo un viaje-mural sobre las diferentes perspectivas que ofrece el campo de las humanidades a los procesos de sanación, fijándose en tres grandes perspectivas: la salud en la época griega, conocimiento histórico de otras pandemias, para finalmente hablar sobre la educación y la crisis que ha generado en ella la pandemia del Covid-19. “La evolución de la educación no ha sido tanto, ya que sigue siendo un grupo de personas escuchando a otra, sigue estando centrada en un programa de enseñanza, sigue sucediendo en un espacio cerrado. Y lo que les quiero proponer son tres rutas rápidas para el futuro de la educación: primero, pasar de la enseñanza al aprendizaje a través de la interacción; lo segundo, es el propósito de la educación para enderezar el rumbo del ser humano en su capacidad para adaptarse al cambio; y el tercero, la capacidad para sanar nuestra relación con el conocimiento y con la información ante la neurosis digital y la sobreabundancia de información”.

La Universidad de las Américas Puebla los invita a su próximo webinar a realizarse el jueves 10 de septiembre a las 11:00 horas en el que catedráticos y egresados de la UDLAP, hablarán sobre el pensar de la creación y práctica cinematográfica desde otros lugares. La inscripción la pueden hacer en la liga: https://udlap.mx/webinarsacademia/.

Check Also

La BUAP, institución comprometida con el desarrollo de innovaciones tecnológicas

Ocupa el tercer lugar nacional en número de solicitudes de registro de patentes, detrás de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *