Home / Opinión / RAÚL TORRES SALMERÓN | SIN LÍMITES. *A 34 años de la muerte del alcalde Jorge Murad. **Su ideario, en el mensaje leído al ser designado candidato del PRI

RAÚL TORRES SALMERÓN | SIN LÍMITES. *A 34 años de la muerte del alcalde Jorge Murad. **Su ideario, en el mensaje leído al ser designado candidato del PRI

Este 9 de agosto es el aniversario luctuoso número 34 del profesor Jorge Murad, Presidente Municipal de 1984 a 1987, considerado como un político excepcional, que transformó a Puebla Capital, además de que su legado y presencia siguen vigentes hasta nuestros días.

Incluso se la ha considerado el mejor alcalde capitalino del siglo pasado y del actual.

Ante la crisis sanitaria de la pandemia de coronavirus, el grupo de ex funcionarios de su administración que cada año organizan la ceremonia luctuosa, han decidido posponerla.

Las primeras ceremonias se llevaron a cabo en la Rotonda de las Personas Ilustres del Parque Funerario Valle de los Ángeles, en Valsequillo. En los últimos años, se llevaron a cabo a un lado de la placa conmemorativa del rescate del Atrio de Santo Domingo en el Centro Histórico.

La administración de Murad pasó a la historia como la mejor de todos los tiempos, por las innumerables obras realizadas, entre otras las Centrales de Abasto y la Camionera, el reordenamiento comercial que incluyó desalojo de ambulantes del primer cuadro, la construcción 7 mercados, los rescates del Centro Histórico y del mercado La Victoria, reconocidos por la UNESCO que declaró a Puebla como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987.

DISCURSO COMO CANDIDATO

Vale la pena reproducir los puntos torales del discurso que pronunció el profesor Murad, como candidato del PRI a la alcaldía de Puebla Capital, el 21 de septiembre de 1983 y que podrían considerarse como su ideario político y además, un ejemplo para los políticos de hoy:

-Mi pasado es limpio, honesto, no tengo bienes de fortuna que ocultar, ni incidentes, actitudes o vicios inconfesables.

-Mis errores y mis cualidades –si las tengo—han sido desde que inicié mi vida profesional como maestro de escuela.

-Soy republicano por convicción, convencido del valor de nuestra historia, símbolos y tradiciones, consciente que debo dejar a mis hijos la máxima herencia, el orgullo de llevar bien puesto su apellido.

-Los principios revolucionarios le dan al PRI contenido y vigencia. Algunos partidos buscan ser mejores sin razón histórica, con dogmatismo y voluntades elitistas y pretenden equivocadamente encontrar el camino del bienestar común por vías facciosas.

-El avance social y económico ha de ser por esfuerzo de la población, en la agrupación civil, en la empresa, en la escuela, en la acción familiar e individual.

-El desarrollo integral de la Ciudad de Puebla es mi programa como candidato a su gobierno, con base en sus habitantes, motivo y fin de la obra pública.

-Los poblanos queremos a Puebla como la ciudad limpia, tranquila, provinciana, en la grandeza que nos legaron nuestros antepasados y con la modernidad que le imprimen las nuevas generaciones. De ella nos sentimos plenamente orgullosos.

EL PROYECTO DE GOBIERNO

Incluyó en el discurso su proyecto de gobierno y, vaya que lo cumplió con exceso. Jorge Murad ofreció lo siguiente en 1983:

-Planeación lógica de recursos con honestidad y eficiencia. Que el ciudadano sepa que un funcionario responsable atenderá sus asuntos.

-Desarrollar la comunidad, fomentar la convivencia familiar vecinal y colectiva a través de un trabajo social organizado.

-Incrementar la participación ciudadana en agrupaciones democráticas que aseguren una acción política con base en el interés público.

-Conservar el patrimonio histórico, para que propios y extraños la admiren, incrementando nuestra riqueza cultural en beneficio de nuestras actuales y futuras generaciones, para que el turismo encuentre en sus inquietudes e intereses un ambiente de respeto y tranquilidad.

-La seguridad pública, valor fundamental de la convivencia, señala que estamos siempre contra el desorden y la violencia. La negociación por el diálogo y la razón será siempre norma de conducta. La moral y las buenas costumbres serán siempre respetadas y respetables, la paz pública se basa en ellas.

-La sociedad y el orden público no pueden quedar a merced de los caprichos de minorías vociferantes, bajo conflictos circunstanciales o intereses transitorios.

-Organizar la actividad de la comunidad para obtener mejores condiciones de existencia, en sus vías de comunicación y de transporte, en sus centros de abasto, en la prioritaria dotación de agua potable.

OTRAS IDEAS Y PROMESAS

A lo largo de su discurso, Jorge Murad se refirió al impulso que daría a la educación; a encauzar inquietudes y respetar disidencias en una ciudad donde se polarizan las más encontradas ideologías; a buscar una sociedad unida en la diversidad y a la renovación de estructuras anacrónicas.

Pidió entusiasmo a los jóvenes entusiasmo, experiencia a los adultos y la defensa de los valores a las mujeres.

Finalmente, demandó el apoyo de los sectores sociales porque los recursos municipales son escasos; debido a la cercanía del Distrito Federal, que presiona y distorsiona el crecimiento prometió un desarrollo equilibrado; prometió actualizar reglamentos municipales y dar apoyos a marginados, a los de escasos recursos y los no asalariados.

Como remate sentenció: “Deseo gobernar una ciudad de hombres y mujeres libres y responsables, donde cada uno defienda sus derechos y cumpla sus obligaciones, en la base donde se finca la paz, la moral y la justicia. Aspiro a gobernar una comunidad de intereses donde el bienestar de la mayoría se imponga al capricho de cualquier minoría”.

Nacido en Tehuacán, el 11 de febrero de 1931, Jorge Murad fue un político culto, preparado, sensible, con enorme capacidad de trabajo. Impartió clases en escuelas de Ciudad Serdán y dirigió el Centro Escolar de Chignahuapan. Fue Diputado Local y Federal, Delegado en Puebla del Departamento de Pesca y Secretario de Finanzas del Gobierno del Estado. Falleció en un accidente automovilístico en 1986, antes de terminar su trienio.

Su familia, amigos y colaboradores esperan que amaine la pandemia y puedan realizar el tradicional homenaje en su memoria. El Ex Alcalde Jorge Murad y el Ex Gobernador Alfredo Toxqui, son los únicos políticos poblanos que la clase política recuerda con ceremonias luctuosas. El evento dedicado al ex mandatario también se pospuso por la pandemia, estaba programado el 1º.  de abril.

En fin, como dice la copla del venezolano Reynaldo Armas:

En el tribunal donde un día,  

todos compareceremos,  

purgaremos una por una,  

las culpas que cometemos.  

 

Yo soy un buen ciudadano,  

llevo una vida tranquila.  

Ni fastidiando a nadie,  

ni codiciando lo ajeno.  

 

raultorress@hotmail.com  

Check Also

Dr. Julián Germán Molina Carrillo | MISCELANEA FISCAL 2021: “SALVESE QUIEN PUEDA”.

De las iniciativas legislativas y propuestas del gobierno de la mal llamada “cuarta transformación” los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *