PUBLICIDAD

El atentado del General Moreno Valle a Sánchez Pontón; 49 años.

ARCHIVO DEL CRIMEN

Luis Enrique Quintero.

El próximo domingo se cumplirán 49 años del atentado que sufrió el periodista Manuel Sánchez Pontón por un grupo de policías judiciales comandados por el sicario Joaquín Vázquez Huerta y bajo las órdenes del entonces gobernador, doctor y general Rafael Moreno Valle, quien odiaba al director del diario “La Opinión” por incorruptible al negarse a silenciar sus múltiples crímenes.

El 8 de septiembre de 1970, el periodista fue golpeado salvajemente con macanas de fierro con las que casi lo matan pero sobrevivió en el Hospital Guadalupe al que luego se presentó el propio Moreno Valle con la intención de pagar la cuenta del sanatorio y para asegurar que era inocente de la agresión. Sánchez Pontón lo rechazó y, por el contrario, continuó su lucha en contra del llamado “medico asesino”.

         Don Manuel no accedió a los millonarios sobornos del sanguinario chacal Moreno Valle que ordenó el atentado cuando el periodista iba saliendo de su casa en la colonia Las Palmas, al sur de esta capital.

         En una de las páginas más brillantes del periodismo en México, Sánchez Pontón emprendió una aguerrida campaña de prensa y de denuncias ante el presidente Luis Echeverría y en  congresos nacionales e internacionales de prensa, en contra del sátrapa asesino doctor y general Rafael Moreno Valle hasta derrocarlo el 14 de abril de 1972 cuando el gobierno federal lo destituyó, como se hacía antes durante el PRI-gobierno.

Al doctor Moreno Valle se le atribuyen los asesinatos de 18 campesinos de Huehuetlán el Chico; 40 más en Monte de Chila y el homicidio pasional del empresario José Luis Zahuita Mercado, quien era “consejero y amigo íntimo” de su esposa.

Rafael Moreno Valle, hombre de origen muy humilde, hizo sus estudios en el colegio militar y luego en la escuela médico-militar, donde se graduó en medicina, salió de su condición humilde al contraer matrimonio con la señora Lucina Suárez, integrante de una familia de rancheros acaudalados, quien le ayudó a fundar un pequeño sanatorio en la ciudad de México.

Moreno Valle llegó a la política por un golpe de suerte, pues alguna vez había atendido, como ortopedista, a la señora María Izaguirre de Ruiz Cortines. En 1952, cuando Ruiz Cortines ya era candidato a la presidencia de la República, Moreno Valle le pidió a la señora que lo recomendara con su marido porque quería ser senador por el estado de Puebla, lo que así ocurrió, Ruiz Cortines lo hizo senador y luego, en el gobierno de López Mateos, fue secretario de Salubridad y finalmente gobernador de Puebla para el sexenio 1969-1975.

Tan sólo 15 días después de haber tomado posesión, el 15 de febrero de 1969, Moreno Valle ordenó una sangrienta masacre de campesinos en el pueblo de Huehuetlán El Chico, en la mixteca poblana, donde los lugareños se oponían a que tomara posesión un alcalde de negros antecedentes, de nombre Luis Sánchez Acosta.

Los inconformes bloquearon el palacio municipal para que no pudiera tomar posesión, provocando que Moreno Valle, al ser informado de esto, le pidiera al general Eusebio González Saldaña, jefe de la 25 zona militar y el inspector general de policía, coronel Joaquín Vázquez Huerta, que “arreglara ese asunto de inmediato”, lo que derivó en una matanza, horas después, de 18 campesinos.

Posteriormente, el 14 de septiembre de 1969, el textilero José Luis Zahuita fue asesinado a balazos por agentes de la policía, pues se aseguraba que el industrial era amante de la esposa del gobernador. Como siempre ocurre, “el marido fue el último en enterarse”.

Hay más: El 30 de enero de 1970 Moreno Valle ordenó una nueva masacre de alrededor de cuarenta campesinos en la población de Monte de Chila, cercana a Zacatlán, en la sierra norte de Puebla, pues los humildes agricultores se oponían a que el gobernador les arrebatara sus tierras para entregarlas a acaudalados ganaderos.

El 14 de abril de 1972 hubo una gran fiesta popular en la calle 2 norte, casi con Maximino Avila Camacho (La Casa de los Muñecos) donde se encontraban las instalaciones de La Opinión, para celebrar la caída del tirano. Muchos poblanos acudieron a felicitar a Sánchez Pontón, entre ellos su amigo Juan José Mayoral, editor del periódico “Voces”, quien se encargó de llevar a los mariachis que al final no cobraron.

Don Manuel, a quien no le gustaba decir que era originario del estado de Sonora (“tu eres yaqui”, le decía sonriente su inseparable esposa Amparo) pero que defendió a Puebla como pocos, falleció a fines del año pasado, lo hizo denunciando a políticos bribones como el nieto del General Moreno Valle, fallecido también en un helicopterazo el 24 de diciembre de 2018…Síguenos en ABC Diario “37 años de periodismo con historia”.

Check Also

Asesina de Selene, 15 años prófuga.

Archivo del Crimen. *Tétrica noche en Casas Ara Luis Enrique Quintero Hasta hoy, aún quedan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *